jueves, 6 de octubre de 2016

CIENCIA, FILOSOFÍA Y RACIONALIDAD

La curiosidad, la búsqueda de la verdad, el afán por el conocimiento y la tendencia a construir una visión del mundo amplia y fiable subyacen tanto a la ciencia como a la filosofía. Aunque la gran filosofía siempre ha estado fecundamente imbricada en la ciencia de su tiempo, y aunque los grandes científicos (como Darwin o Einstein) han sido también auténticos filósofos, en algunos medios académicos dominados por la burocracia y la frivolidad se ha producido un lamentable divorcio entre las ciencias y las humanidades, y una separación esterilizante entre el pensamiento filosófico y el científico. Una ciencia ayuna de filosofía corre el riesgo de que quede reducida a técnicas y rutinas desabridas de corto vuelo. Una filosofía alejada de la ciencia con frecuencia degenera en mera palabrería y verborrea, en la que las citas y los juegos de palabras no logran restablecer el contacto con la realidad.

Este es el primer párrafo del libro. Con él se enuncia una manera de pensar, de hacer investigación y deja clara cuál es la posición del autor con respecto a lo que nos vamos a encontrar. 

Jesús Mosterín lleva toda la vida batallando contra la irracionalidad. Ya en su tercer libro, hace 38 años, aparecía en el título la palabra racionalidad: Racionalidad y acción humana. Filósofo de la ciencia, se ha movido con excepcional soltura entre los campos más difíciles y resbaladizos de cada una de esas dos formas de aproximarnos al conocimineto, y siempre con extraordinario rigor.

En este libro transita por la biología, la lógica, la epistemología, la nanociencia o la cosmología con la naturalidad de quien conoce el terreno que pisa y con la cortesía de quien sabe que explicar es hacer que quien lee pueda hacer suyo el razonamiento. Es cierto que en algunas ocasiones hay que desacelerar la lectura, pero, por lo general, tiene el don de hacerse entender aun cuando se introduzca en territorios muy especializados.

Como viene siendo habitual también en muchos títulos suyos, dedica una parte del libro a exponer biografías y/o entrevistas de/con grandes figuras del saber. En este caso los nombres elegidos son Einstein, Popper y Khun, más un artículo sobre La epistemología evolutiva de Rescher

Un libro básico para adentrarse en la comprensión del mundo.

Para aquellas personas que prefieren escuchar en lugar de leer, hay una charla del autor, ofrecida en el Instituto de Ética Clínica Francisco Vallés, en la que expone lo más destacado del título que nos ocupa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.