miércoles, 3 de febrero de 2016

LA FUNCIÓN DE LA RAZÓN, A. N. Whitehead

Whitehead es uno de esos intelectuales que comienzan haciendo carrera en una especialidad científica y terminan pasándose a la filosofía. Entre 1910 y 1913, junto con su alumno B. Russell, publicó los tres tomos de Principia mathematica, texto fundamental, a decir de los especialistas, para entender las preocupaciones de la lógica matemática. Más tarde, discípulo y profesor discurrirían por caminos diferentes y si Russell transitó los senderos del atomismo lógico y el monisno neutral para terminar dedicándose al activismo, Whitehead derivó en el pensamiento metafísico.

Esta metafísica no es "la que está más allá de la física". Parte de la experiencia  y rechaza el conocimiento apriorístico. Utiliza el método racional y pretende ser sintética, universal, en el sentido en que quiere responder a todo cuanto es. La metafísica de Whitehead, como la de otros muchos, quiere dar respuesta a aquellas preguntas para las que ni el conocimiento científico actual ni otras ramas de la filosofía tienen respuesta. En este proceso están sus obras La ciencia y el mundo moderno (1926), Proceso y realidad (1929) y Aventuras de las ideas (1933).

En este contexto hay que situar el opúsculo La función de la razón. Esel texto de una conferencia de 1929 en la que expone de forma más sencilla las ideas desarrolladas en los títulos anteriores, pòr lo que el texto elimina tecnicismos y busca la claridad expositiva. El tema, como bien indica el título, es la razón como instrumento capaz de guiar tanto la acción como el pensamiento (razón práctica y razón teórica). Dicho con sus palabras: La función de la Razón es fomentar el arte de la vida. Y este "arte" se define por tres impulsos: vivir, vivir bien y vivir mejor.

La conferencia termina con una defensa entusiasta del pensamiento especulativo, que Whitehead señala como característica propia e ineludible del ser humano. La práctica del pensamiento especulativo salva, nos dice, al mundo del desorden en que los métodos unilaterales lo dejan hundido. La razón especulativa es la que posibilita el desarrollo de esquemas totalizadores para hacer comprensible la realidad.

Una buena introducción para adentrarse en el pensamiento filosófico del autor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.