jueves, 16 de febrero de 2017

LA POESÍA. HACIA LA COMPRENSIÓN DE LO POÉTICO

Que la poesía no es distracción, sino concentración, no sustituto de la vida, sino iluminación del ser, no claridad del entendimiento, sino verdad del sentimiento; y que en la poesía no importa la forma "bella", sino la forma "significativa", eso es lo que queremos mostrar otra vez, adiestrando de nuevo la mirada y acrecentando la sensibilidad.

A esa tarea dedica Johannes Pfeiffer su breve y esclarecido trabajo en 1931 —la primera edición en castellano es de 1951—. Sí, no es precisamente un libro nuevo, sino un clásico de los estudios sobre la naturaleza de la poesía. 

Se trata de un trabajo intenso y riguroso que tiene como punto de partida el método fenomenológico y la concepción existencialista de Kierkegaard y Heidegger, lo que proporciona una mirada estética de carácter trascendental. 

Pero seguramente al lector de esta obra no le interese lo que subyace en el fondo de la concepción estética de Pfeiffer, sino lo que realmente se ve y se entiende sin ir más allá del texto. Y lo que hay es un buen trabajo explicativo en torno a lo que hace que la poesía sea poesía y por qué.

El autor parte de los elementos visibles y mensurables en el texto poético, se basa siempre en ejemplos que concretan y precisan la explicación, y todo ello le permite llegar a delimitar qué es la poesía y qué es lo que la dota de calidad.

Analiza, por tanto, el ritmo y la melodía, la imagen y la metáfora, el temple y el estilo, la autenticidad y su ausencia, la originalidad y lo plasmado frente a lo meramente hablado. Todo ello con ejemplos claros y evidentes de la literatura alemana, pero que la traductora, Magarit Frenk Alatorre, en un alarde de eficacia y conocimiento, nos ofrece también y paralelamente de la literatura en castellano.

Es, sin duda, el intento más serio que he leído sobre este tema difícil y escurridizo que trata de explicar lo más objetivamente posible qué es la poesía y qué es lo que hace que tenga calidad. 

Sin embargo..., (¡ay, siempre hay un sin embargo!) todo cuanto dice me parece válido para una concepción clásica de la poesía. En la actualidad, hay obra poética que se escapa del análisis de Pfeiffer. ¿Qué hacemos con la poesía concreta, la poesía visual, algunas manifestaciones de la poesía surrealista o de la creacionista? Y eso sin mencionar la poesía de un autor tan reconocido por el mundo académico como Celan.
 
ST
Un paVo real-mente
hace, mps,
SieTe ruedas:
o
oo
ooo
O(h)
ST
Ein Vau, pf, in der That,
schlägt, mps,
ein Sieben-Rad:
o
oo
ooo
O

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.