lunes, 11 de abril de 2011

FÍSICA DE LO IMPOSIBLE

Michio Kaku es un relevante físico teórico. Además es un excelente divulgador científico y comunicador. Pero vayamos al libro, que es de lo que aquí se trata.

Pocas veces me he divertido tanto con un libro de divulgación científica, aunque quizá sea mejor catalogarlo como libro de ciencia-ficción, puesto que sin dejar de ser científico, de lo que nos habla es de elementos que siendo hoy imposibles, pueden dejar de serlo en un futuro. Ficción hoy, mañana, tal vez, realidad.

El libro está organizado en tres grandes apartados:

  • Tecnología, inventos que hoy son imposibles, pero que no van en contra de las leyes físicas hoy conocidas y que, por tanto, pueden llegar a ser realidad con el paso del tiempo.
  • Tecnologías situadas en el límite de lo comprensible en la actualidad que, sin embargo, podrían llagar a desarrollarse, cuando la ciencia haya dado unos pocos pasitos más. O no. El avance en el conocimiento y dominio de lo que sabemos determinará esa posibilidad.
  • Elementos tecnológicos que hoy contravienen las leyes de la física, lo que no quiere decir que violen esas leyes dentro de unos miles de años, cuando el desarrollo científico y el conocimiento de las leyes que la rigen, y rigen lo que hoy entendemos como universo, puedan ser otras.
El libro, además de estar muy bien escrito, resulta asequible a la comprensión de cualquier persona que carezca de formación científica, como es mi caso. Pero, además, cada capítulo está introducido mediante unos epígrafes perfectamente escogidos, que, por sí solos actúan como elemento motivador para empezar a leer. Tomo un ejemplo al azar:
Capítulo  13, Universos paralelos. 
- Pero ¿quiere decir usted, señor -dijo Peter- que podría haber otros mundos, aquí mismo, a la vuelta de la esquina, como este?
- Nada es más probable -dijo el profesor mientras hablaba para sí mismo-. Me pregunto qué les enseñarán en las escuelas.
C.S. Lewis, El león, la bruja y el armario.

Todos los capítulos, es decir, cada materia nueva, vienen acompañados de alguna alusión literaria o cinematográfica sobre el tema que se va a desarrollar, lo que facilita la comprensión y estimula la imaginación. Sin dejar de ser una pequeño homenaje a todos los que se han atrevido a iluminar nuevos y fecundos caminos, que posteriormente la ciencia más sesuda ha ido convirtiéndolos en reales. 

Pero nos quedan muchos sueños, algunos hoy imposibles. Lo que no quiere decir que sean imposibles mañana. Algunos de ellos, tal vez, los veamos realizados nosotros; otros, generaciones futuras, o quizá nadie. En cualquier caso, Kaku estimula nuestra imaginación tanto como nuestra comprensión con este simpático y luminoso libro.

Feliz lectura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.