jueves, 24 de junio de 2010

PERSEO

Perseo es uno de los héroes más interesantes de la mitología griega. Hijo de Zeus y de Dánae, su primera gran hazaña consistirá en dar muerte a la gorgona Medusa. Este trabajo es un encargo de Polidectes, rey de la isla Sérifos, que se había enamorado de Dánae y quería alejar a Perseo para poder tener libertad de acción y, así, seducir a la madre del héroe.






Para poder llevar a cabo semejante tarea, Atenea le regaló un escudo brillantemente pulido con el que ver el reflejo de Medusa, pues mirarla de frente suponía la muerte; Hermes, una hoz mágica con la que poder cortarle la cabeza; Hades, el yelmo de la invisibilidad; y las ninfas, las sandalias aladas y el zurrón en el que poder guardar la cabeza de Medusa. Fue así como consiguió dar muerte a Medusa.


Cuando regresaba de semejante hazaña, vio a lo lejos a Andrómeda encadena al borde del mar. Mató al monstruo marino, que se acercaba para devorarla, la liberó y posteriormente se casó con ella. De vuelta a la isla de Sérifos, mató a Polidectes, que había intentado forzar a su madre, Dánae.


Con Perseo se cierra el grupo de constelaciones que completan la historia de Andromeda. Pero historias mitológicas aparte, es necesario recordar que la más famosa lluvia de meteoros del año es la de las perseidas, cuya máxima actividad se produce durante los días 11 y 12 de agosto. Son las popularmente conocidas como las lágrimas de S. Lorenzo. También es conveniente destacar que Algol es una estrella de luminosidad variable que pierde un grado de magnitud cada 68 horas y 48 minutos, porque otra estrella menos luminosa orbita sobre ella y hace de pantalla. Es decir, se trata de una binaria eclipsante.


En una entrada de hace dos años dejé escrito un poema sobre Perseo y sus referencias iconográficas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.