lunes, 22 de febrero de 2010

TERTULIAS POÉTICAS

En la tertulia de enero se propuso, a manera de juego, que cada uno de los tertulianos trajera un breve poema escrito bajo el título de El hombre invisible. Se trataba de un juego inocente, sin otra pretensión que descubrir qué somos capaces de escribir a partir de un tema dado.

No esperaba yo que la respuesta fuera a cuajar y, sin embargo, casi la totalidad de las personas que han asistido hoy a la tertulia sobre la poesía de J. Sarrionandia han traído su poema. Para no cansar a los posibles lectores, cada día iré publicando un par de poemillas.

Todos ellos son anónimos. Desconozco quién es el autor de cada uno y así van a aparecer, lo que no es óbice para que podáis expresar vuestra opinión, si así lo deseáis. Aquí tenéis los dos primeros:

INVISIBILIDAD

¿De quién?
Ese quién que no sé quién es,
merodea, es sombra cambiante,
luz provocadora. Se introduce,
desciende, invade, transforma,
se adueña silenciosa,
abre y cierra caminos.
No sé a dónde conduce
esa sombra cambiante.



MATERIALISMO DIALÉCTICO

Cuando los jornaleros
levantaron las hoces
al sentirse increpados
por aquel hombrecillo,
se llenó el mediodía
de acerados reflejos
bajo un sol de justicia.


Mañana, dos más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.