domingo, 10 de enero de 2010

SIMULACROS


¿Qué tienen que ver Ovidio, Jean de Meun, Giorgio Vasari, Jean-Léon Gérôme y Alfred Hitchcock? O bien, ¿qué relación hay entre la película Vértigo, las fotografías que Louis Bonnard realizó en el taller de J.L. Gérôme y el relato del mito de Pigmalión? Pues gracias a la enorme capacidad de "ver" de V. Stoichita, todos estos nombres y obras tiene una estrecha relación entre sí.

Simulacros. El efecto Pigmalión: de Ovidio a Hitchcock
es un estudio lúcido y apasionante de lo que ha supuesto el simulacro en la historia del arte, entendido éste como un "artefacto que si bien puede producir un efecto de semejanza, al mismo tiempo enmascara la ausencia de modelo con la exageración de hiperrealidad" (pag. 12).

Stoichita tiene la capacidad de análisis y la erudición de los grandes críticos e historiadores del arte (Burckhardt, Panofsky, Gombrich, Hauser...) y, también como ellos, una sabia manera de contar que hace atractivo aquello que tocan. Dotado de estas cualidades, el libro es un relato de cómo el mito fundacional de Pigmalión recorre la cultura occidental, a través de sus manifestaciones artísticas, y llega hasta hoy. "En el umbral del efecto Pigmalión (y en el del libro que se ocupa de él) se halla la realidad virtual". (Con esta frase se cierra el libro).

Feliz lectura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.