sábado, 5 de noviembre de 2011

OTRA CIUDAD, OTRA VIDA

Por si teníamos alguna duda, en este último título Karmelo Iribarren nos lo deja muy claro: no le gusta la lluvia. Subrayo esta anécdota, porque hoy llueve sin parar, con melancolía, con estridencia a veces, otoñalmente... y parece que va a seguir así durante unos días.

UNA SEMANA LLOVIENDO


                         Para Javi Sistiaga


Alguien 
debería decírselo 
a la lluvia,
para que descanse 
un poco:
"El vuelo de los pájaros
es una escritura 
invisible,
no se puede borrar".


No se trata de un libro menor, como alguien pudiera pensar por esto de la lluvia. En Otra ciudad, otra vida aparecen los temas de siempre: el tiempo que se nos va de entre los sueños, el amor, la obstinada vida que algunas veces nos abraza y otras nos tritura, la memoria, los otros...; y siempre de esa manera tan iribarren: tan clara, tan nostálgica, tan urbana, tan irónica, tan de verso delgado y limpio, tan verdadera que a uno le duele algo por dentro cuando lee esto:

HACIA EL INTERNADO


Las estaciones,
esos lugares de paso,
tan poéticos, sí,
tan cinematográficos...
                                    Salvo
cuando el tren que parte es el tuyo,
y ves -desde el último vagón-
la figura de tu madre en el andén,
enviándote besos por el aire
y haciéndose cada vez
más pequeña bajo la lluvia;


como te hace más pequeño tú,
que miras tu mano y te falta la suya,
y solo tienes cinco años,
y ni siquiera sabes
quién te espera allí.


Y también nos deja un sms con el que cierra el poemario, quizá para que se lo copiemos, y se lo mandemos a quien estimemos oportuno.


recargas 
mi corazón


Gracias, Karmelo, por recargarme de versos.




1 comentario:

  1. Sí, muy otoñal la poesía de Karmelo. Al menos la que compartes en el blog.

    Lo mejor, esas 4 últimas palabras, la bomba. Me han encantado. "Tú recargas mi corazón". Muy sms, sí.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.