miércoles, 6 de octubre de 2010

PELLO OTXOTEKO

Tuve la suerte de leer este último poemario de Otxoteko antes de que apareciera publicado y ahora que está ya en las librerías doy noticia de él.

Creo que es, desde el punto de vista técnico y estructural, la mejor colección de poemas que nos ha entregado hasta ahora el autor. Bien trabado, casi podríamos decir que se trata de una reflexión en torno al vacío, el tiempo, las relaciones humanas, el amor, la escritura poética y otras muchas cosas más, que utiliza como leitmotiv la imagen del ánfora.

A medida que avanzamos en la lectura, nos vamos adentrando en el desarrollo de un pensamiento poliédrico sutil, pleno de matices y de relaciones, de preguntas sin respuesta -cada cuál tiene que encontrar la suya- y de, por qué no, respuestas sin pregunta.

Otxoteko utiliza un tono elegíaco y reflexivo que encaja perfectamente con el contenido del libro. Para facilitar el camino de este denso libro de poemas, va alternando el poema de largo aliento con el poema breve, epigráfico e incluso con el aforismo. De esta manera logra construir un texto de gran unidad argumental y expresiva.

Anphoraren esanahaia
ezberdina gerta dakioke
geratzen den horri ala badoan horri:
betetzen batentzat, husten bestearentzat.

(El sentido del ánfora / le puede resultar distinto / al que se queda o al que se va: / llenándose para uno, vaciándose para otro)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.