miércoles, 17 de junio de 2015

AUDEN, UN LECTOR PERSPICAZ Y NECESARIO

Este libro, prologado por Andreu Jaume y traducido por Juan Antonio Montiel, es una recopilación de textos publicados por Auden en diferentes títulos. Algunos de ellos nacieron como conferencias; otros, como prólogos; otros más, como ensayos propios de un escritor para formar parte de un libro.

Auden era, además de un gran escritor, un lector muy atento y un poeta consciente de su oficio. Estas tres cualidades hacen que sus lecturas y reflexiones sobre lo que otros escribían sean profundamente aprovechables para quienes nos acercamos a las obras que él comenta. O para quienes las han leído, pero no hemos sido capaces de percibir lo que Auden sí.

Así, pues, quizá interese al lector ocasional que pase por aquí saber cuál es el contenido del libro. He aquí el índice:

  • Leer
  • Escribir
  • Hacer, conocer y jugar
  • D. H. Lawrence
  • Marianne Moore
  • Los griegos y nosotros
  • Los místicos protestantes
  • Los sonetos de Shakespeare
  • E. A. Poe
  • Tennyson
  • C. P. Cavafis
  • "Un homme d'esprit" (Verlaine)
  • El mártir como héroe dramático
  • Las palabras y la Palabra
  • Fragmentos de conversación (entre Alan Ansen y Auden)
Buena parte de los textos que se recogen aquí —no todos— ya habían aparecido en castellano —La mano del teñidor  y Prólogos y epílogos—, y un poeta tan influyente como Biedma lo había difundido con cariño. Sin embargo, leer a Auden es siempre placentero porque es un lector tan atento y sagaz que siempre nos descubre algo nuevo y nos enseña a poner atención en aquello que es esencial al texto que comenta. Y si alguien está interesado en la poesía, ya sea como lector o como escritor, yo me atrevería a decir que leer lo que Auden dice sobre ella es fundamental para entenderla un poco mejor, independientemente de que se compartan o no sus opiniones más profundas. Auden sigue siendo necesario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.