martes, 6 de febrero de 2018

EL LIBRO DE LA BELLEZA.

Dice Muñoz Molina en el espléndido prólogo a este hermoso libro que la belleza
es un prodigio cotidiano y un lujo de primera necesidad, casi siempre un proceso de transformación y tanteo, casi nunca una obra cumplida y cerrada, porque la belleza es una parte de la vida, y lo inamovible es la pesadez y la muerte. Quienes gustamos de los libros sabemos que la belleza en el ámbito editorial puede adquirir múltiples formas y yo diría que en este habita de forma cómoda y natural, como "prodigio cotidiano" que es.

Hay muchos libros muy bellos. Los que nos ofrecen imágenes maravillosas, los que tienen una encuadernación de carnosa materialidad, los que combinan texto e imagen de manera deslumbrante, los que nos sorprenden con una organización espacio-temporal novedosa y enigmática, los dedicados al arte y embellecidos artísticamente. Hay realmente muchos libros extraordinariamente bellos.

El libro de la belleza no destaca especialmente por su encuadernación, que es muy buena; no destaca por sus imágenes, que tienen calidad; no destaca por la elección del papel, que está muy por encima de la media. No es un libro de lujo. Lo que le convierte en un libro hermoso es su contenido.

María Elena Ramos, que lleva toda su vida profesional dándole vueltas al arte, ha conseguido un hermosísimo libro sobre la belleza buceando entre los textos más antiguos y entre los más modernos para ofrecernos en una estupenda secuencia de citas con lo mejor y más significativo de cada uno de ellos. Aquí podemos leer textos que provienen tanto de Oriente como de Occidente, de la antigua Grecia y de la actualidad, y de todos los ámbitos de la creación. Y todos esos textos cosidos con los hábiles y eficaces pespuntes textuales de la propia compiladora.

Un libro para regalar y para que nos lo regalen. Un libro para disfrutar a pequeños sorbos. Un libro para ir descubriendo —y debatiendo— con él qué queremos decir cuando hablamos de belleza.

Podéis ver las primeras 25 páginas en este enlace.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.