sábado, 21 de abril de 2018

KANDINSKY, SUS "COMPOSICIONES" Y LA MÚSICA

Kandinsky. Composición 8. Fuente: wahooart
Desde que Gauguin proclamó que no había que copiar a la naturaleza porque el arte es abstracto, se produjo una transformación en el mundo de las artes plásticas que dura hasta hoy y que difícilmente podría haber imaginado el pintor postimpresionista. 

El caso es que sí, que durante una temporada el arte se hizo abstracto y surgieron muchas tendencias. Y ahí estaba Kandinsky (1866-1944), que mientras disfrutaba de la ópera Lohengrin en el teatro Bolshói comenzó a "ver" cosas. Su imaginación creativa estaba realizando el trabajo que Wagner quería llevar a cabo cuando hablaba de crear una Gesamtkunstwerk, una obra de arte total.

Posteriormente tuvo ocasión de oír en Munich la música atonal de Schoenberg. Quedó profundamente impresionado y esa misma noche comenzó a pintar motivado por lo que había oído. Así surgió Impresión III (Concierto). Se abrió un camino prolífico en el quehacer del artista ruso: música y representación pictórica iban a caminar juntas en su serie Composiciones.

A mí la que más me gusta de toda la serie es la octava. También es la que veo más musical. El caso es que enredando acerca de las "composiciones", voy y me tropiezo con este montaje que me ha parecido de lo más acertado. No creo que a Kandinsky le desagradara.


Y de paso una recomendación ya clásica: Punto y línea sobre el plano es uno de esos libros sobre el núcleo duro de la representación que se leen con gran facilidad y disfrute.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.