sábado, 10 de febrero de 2018

FERNANDO PESSOA EN EL REINA SOFÍA

Retrato de Fernando Pessoa José de Almada Negreiros, Museu Calouste Gulbenkian

Me entero hace un momento de la exposición que el Reina Sofía inauguró el pasado miércoles día 7 y que permanecerá abierta hasta el 7 de mayo. Corro a dar noticia de ella.
Fernando Pessoa no es el nombre de uno de los grandes autores del siglo XX, es toda una literatura. Sus múltiples heterónimos —¿cuántos son?— se encargaron de redactarla y todavía estamos esperando que alguien se atreva a poner orden en los miles de originales y salga toda ella a la luz. 

La exposición lleva el nombre de Pessoa. Todo arte es una forma de literatura, cita de Álvaro de Campos, uno de los heterónimos del genial poeta portugués. En ella se pueden ver trabajos de artistas de las vanguardias portuguesas que recorrieron algunos de los estilos creados por sus inventados autores, como el paulismo, el interseccionismo o el sensacionismo.

En ella podemos ver obras de José de Almada Negreiros, Amadeo de Souza-Cardoso, Eduardo Viana o Sarah Afonso, entre otros, relacionadas con las principales corrientes estéticas portuguesas desde comienzos del siglo XX hasta 1935. Pero la muestra no se queda en el análisis de esa relación siempre fértil y jugosa de la literatura de Pessoa y el arte, también pone atención a la relación de Pessoa con el cine y del cine con él.


Nada soy, nada puedo, nada sigo.
Traigo, por ilusión, mi ser conmigo.
No comprendo comprender ni sé
si he de ser, siendo nada, lo que seré.

Fuera de esto, que es nada, bajo el azul
del amplio cielo un 
viento vano del sur 
me despierta y estremece en el verdor.
Tener razón, tener victoria, tener amor,

se marchita en el mástil muerto de la ilusión.
Soñar es nada y no saber es vano.
Duerme en la sombra, incierto corazón.

          Fernando Pessoa. Júcar. Madrid, 1983. Traducción de José Luis García Martín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.