jueves, 14 de agosto de 2014

LE PONT MIRABEAU, de Guillaume Apollinaire

Hoy el día parece que viene un poco ladeado. Bello, pero caedizo. Como este poema de Guillaume Apollinaire, poeta que merece toda mi atención aunque solamente hubiera escrito este poema.


Bajo el puente Mirabeau corre el Sena
   Y nuestro amor
   ¿Es necesario que lo recuerde?
La alegría viene siempre tras la pena
   Llega la noche sueña la hora
   Los días se van yo me quedo
   Con las manos unidas estamos cara a cara
   Mientras bajo el puente
   De nuestros brazos pasa
La ola tan cansada de las eternas miradas
   Llega la noche sueña la hora
   Los días se van yo me quedo
   El amor en se aleja como esta agua que huye
   El amor se aleja
   Lento como la vida
Y violento de como la esperanza
   Llega la noche suena la hora 
   Los días se van yo me quedo
   Pasan los días y pasan las semanas
   Ni el tiempo que se fue
   Ni los amores vuelven
Y bajo el puente Mirabeau corre el sena
   Llega la noche suena la hora
   Los días se van yo me quedo

                       Traducción de Manuel Álvarez Ortega


El original podéis leerlo aquí. Pero tal vez prefiráis escucharlo en la voz espléndida de Gilles-Claude Thériault. El recitado, tan espléndido como la voz.

1 comentario:

  1. Oir ese recitado en esa maravillosa voz y ademas con un Nocturno de Chopin como música de fondo ! qué más se puede pedir!

    Manoli

    ResponderEliminar

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.