miércoles, 9 de julio de 2014

AMAIA JAUREGIZAR

Liburua erosteko esteka

Con este poemario ganó el Premio Felipe Arrese de 2008. De él he cogido el último poema.

LAPURRA

Ispiluak askorako balio dezake, baina
ispiluak ezer gutxirako balio du.
Egia esan, ikusi nahi duzuna ez ikusteko
eta ikusi nahi ez duzuna ikusteko baino ez du balio.

Bart, etxeranzkoan, taberna aurreko farolaren
argiaren gerizpean garbitu nituen begiak,
margotu ezpainak...
Ikusi gura nuena erakutsi zidan itzalak,
ikusi gura ez nuena estolden artean gorde,
tabernako ispiluak ez bezala.

Musu-markaz bete zitzaizkidan maindireak.
Musuak, beharbada, ispiluak kenduko zizkidan.


LADRÓN
El espejo puede valer para muchas cosas, pero / no vale para casi nada. / A decir verdad, no vale nada más que para mostrarte lo que no quieres ver / y para que no veas lo que deseas ver. // Anoche, de vuelta a casa, a la sombra de la luz de la farola / del bar de enfrente me limpié los ojos, / me pinté los labios... / La oscuridad me enseñó lo yo que quería ver, / lo que no tenía ganas de ver lo escondió en el alcantarillado, / no como el espejo del bar. // Las sábanas se me llenaron de restos de besos. / Los besos, tal vez, me los robó el espejo.

2 comentarios:

  1. ¡Precioso! Todo un descubrimiento Amaia Jauregizar.. Gracias. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. Ahora bien, no sé si lo que te ha gustado es el original o la traducción porque la traducción es mía —cuando no aparece nombre de la persona que traduce, quiere decir que la he hecho yo— y yo no me dedico a ese trabajo, solamente soy un lector que intenta pasar lo mejor que puede —y no puedo mucho— el texto original por eso de dar a conocer poetas que trabajan en euskara a lectores que no conocen este idioma.

      Más saludos.

      Eliminar

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.