domingo, 11 de abril de 2010

DRAGÓN

La constelación del Dragón se encuentra situada entre la Osa Mayor y la Osa Menor, por lo que es visible durante todo el año en el hemisferio norte y muy fácilmente localizable, si bien sus estrellas no poseen un brillo especial.

Esta constelación fue identificada con Ladón, el dragón políglota de cien cabezas que custodiaba el Jardín de las Hespérides, porque allí se encontraban las manzanas de oro. Jardín que Zeus regaló a Hera cuando se casaron.

Según la versión más extendida del mito que se relaciona con esta constelación, Hércules, en su undécimo trabajo encargado por Euristeo, tiene que conseguir las manzanas de oro y, para poder realizarlo, da muerte al dragón. Hera lo recoge y lo pone en el cielo.

Hay otra versión que nos cuenta que se trata de la serpiente que los Gigantes, seres de tamaño enorme y fuerza descomunal, lanzaron contra Atenea. Ésta lo arrojó con todas sus fuerzas contra el cielo y allí quedó fijada. Gea había engendrado a los Gigantes para vengar a los Titanes. Aunque de origen divino, los Gigantes eran mortales y fueron derrotados por los dioses del Olimpo, ayudados por Hércules.

La estrella Thuban, la tercera empezando por la cola, era la que marcaba el norte hace unos 4000 años, en la época de la pirámides; pero la precesión de la Tierra hace que en este momento sea Polaris, como podéis ver en el vídeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.