lunes, 19 de mayo de 2008

Comentarios sobre CONTRA EL RITUAL DE LA MUERTE

He explicado en otro momento -aunque quizás no haya sido suficientemente claro- que este poemario surgió como una manera de situarme ante los acontecimientos familiares que he vivido durante los últimos años. Sin embargo, salvo los tres poemas que aluden a mi propia familia, no es ese el tema, es decir, el tema no es cómo he vivido o qué he sentido cuando he perdido un ser querido.

Creo que esta colección de poemas es suficientemente clara desde el mismo título. Por tanto, el tema es mi punto de vista sobre las costumbres, ritos y ceremonias que en nuestra sociedad se producen cada vez que se da un fallecimiento, pues ocurre a veces que los actos organizados en torno a esa muerte pretenden o quieren ocultar la voluntad del fallecido. En cualquier caso, no es como yo entiendo esta cosa del vivir y del morir.

En otras ocasiones, quizá por pereza o quizá porque nos dejamos llevar por la costumbre, olvidamos que la muerte es un hecho natural, el punto final de nuestra propia vida y que, como propia, deberíamos tener el derecho a decidir cómo queremos que sea ese último acto, sin que los patriarcas religiosos o políticos nos lo impongan, ya que nuestra vida no es de ningún Dios, ni de ningún Estado.

A pesar de toda esta aparente seguridad con la que pretendo afirmarme, yo mismo tengo mis dudas ante ese momento, de ahí los dos poemas no sé si de amor o de socorro, porque cuando atravieso momentos bajos de moral también quiero sentirme seguro y protegido. Nada me parece más natural que ese deseo de sentirse querido cuando la duda o el miedo nos invaden.

En este sentido he querido que el librito fuera más un canto a la vida, a la buena vida, que a la buena muerte. Y así creo que se expresa con el poema-recetario que cierra la colección, en el que, para que quedara más claro el mensaje, he suprimido la forma versicular.

Si a través de los poemas no se logra entender esto, es que, sin duda, no he acertado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.