jueves, 18 de mayo de 2017

TEORÍA DE LA CREATIVIDAD, Jorge Wagensberg

No he leído, ni mucho menos, todo lo que ha publicado Wagensberg, pero de entre lo que he leído este es el que más me ha gustado, no sé si porque es el último o porque estoy cayendo en un proceso de enamoramiento intelectual con este gigante de la divulgación científica de mente clara y enorme capacidad creativa. 

La verdad es que sus textos difícilmente se pueden encuadrar dentro de la divulgación, más bien son creaciones originales que parten de una idea, un principio, una situación científica y desarrollan una tesis singular y atractiva que conjuga al mismo tiempo la divulgación, el debate de las ideas y la creación.

Lo que nos vamos a encontrar en este libro nos lo aclara el propio autor en el prólogo: Las ideas se pueden clasificar según cuatro lógicas que vertebran el conocimiento humano: (1) la lógica que distingue entre lo que es información y lo que es ruido; (2) la lógica que distingue entre lo que es verdadero y lo que es falso; (3) la lógica que distingue entre lo que es útil y lo que es inútil, y (4) la lógica que distingue entre lo que es bueno y es malo. Cada una de estas cuatro lógicas divide las ideas en otras tantas cuatro grandes familias: (1) las ideas para pensar el mundo; (2) las ideas para comprender el mundo; (3) las ideas para cambiar el mundo, y (4) las ideas para vivir en el mundo (p 14).

Dicho así todo suena muy frío, muy lógico y muy esquema de colegio. Sin embargo, la capacidad de análisis y el enorme dominio de los conocimientos que posee Wagensberg hacen del libro una exposición tremendamente atractiva del acontecer humano, donde se combinan ideas de todos los campos, desde la ética y la política hasta la neurociencia y la matemática, desde las creencias religiosas o el arte hasta la biología y la física. 

Y lo mismo que hay buenas ideas, hay ideas erróneas o simplemente dañinas. Tanto en el campo científico —el éter, el flogisto—, que en el de las humanidades —antisemitismo—, y todas ellas capaces de extenderse peligrosamente. En este terreno de las ideas infelices Wagensberg nos ofrece su Síndrome del Malentendido Colectivo, donde con un breve cálculo matemático podemos desenmascar malentendidos colectivos. 

Teorá de la creatividad, en definitiva, podríamos decir que es una defensa de las sociedades democráticas moderadas por la racionalidad, o lo que es lo mismo, por la una educación extensiva que sólo recurra a las creencias cuando se ha apurado el dominio de la razón. Porque las ideas, las buenas y fructíferas ideas, además de procudir un gozo intelectual, deben servir para que vivamos mejor.


***
El libro es producto del desarrollo divulgativo de tres artículos que publicó previamente en la revista científica Biological Theory durante los años 2010, 2014 y 2015 respectivamente, y que aparecen publicados —en traducción al castellano— como anexos al final del mismo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.