lunes, 30 de mayo de 2016

DIARIO DE K, K. Iribarren

No le va nada mal al Diario de K cuando después de dos años de publicar la primera edición ya tenemos aquí la segunda. Tampoco le debe ir nada mal a K. Iribarren desde el punto de vista creativo cuando pues esta segunda edición sale con textos nuevos. Siempre es una grata noticia saber que a un libro y a un poeta les va bien. Ojalá que sea por muchos años.

Tal vez el éxito del libro se encuentre en esa mezcla de aforismos y pequeñas anécdotas que funciona tan bien y aportan ligereza. O, tal vez, se halle en la combinación de nostalgia, ironía, humor, algunos gramos de acidez y una cucharadita de pesimismo. O, acaso, en la amalgama de pensamiento trascendente y mirada iconoclasta. 

Os dejo algún ejemplo, a ver si conseguimos que dentro de otro par de años aparezca la tercera edición:

Por la calle, esta mañana. Una conocida viene de frente y, sin pararse, sonriendo, me dice: "He leído tu último libro. Me encanta la lluvia de tus poemas. Me empapas, Karmelo, me empapas". Por suerte sólo estaba cerca una señora mayor. Me ha mirado y ha movido un poco la cabeza, como diciendo: "¡A su edad!".


—¿Qué me pasa, doctor?
—Nada. No le pasa absolutamente nada. Ese es el problema.


Si desayunas con Cioran, el resto del día solo puede ir a mejor.


El día está indeciso.  Si me quedo en casa no lloverá.


Pues, hala, salid a la calle a ver si llueven... poemas del cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.