sábado, 26 de septiembre de 2015

LA LECCIÓN ¿MÁS GRANDE? DEL MUNDO

Cada vez que comienza un nuevo curso las instituciones de todo tipo nos animan a que seamos un poco más responsables, un poco más conscientes, un poco mejores. Las distintas agencias que mantiene la ONU, también. 

Bajo el patrocinio de UNICEF, el departamento de educación de este organismo internacional está impulsando La lección más grande del mundo con el fin de que su contenido llegue a todas las escuelas de todo el mundo, se consiga una generación comprometida y dé como resultado un mundo más justo.

Aquí tenéis el vídeo que acaban de lanzar:



Desde luego, prefiero las buenas intenciones a las malas, no tengo ninguna duda acerca de los beneficios de la educación y sé que es mejor una sociedad comprometida con la justicia que otra en la que la ciudadanía se desentiende del tema. 

Sin embargo, me da la impresión de que no es apelando solamente a las buenas intenciones de la población como se consigue transformar la sociedad. Tampoco creo que se consiga gran cosa desde la alabanza a los acuerdos que los líderes internacionales alcanzan en un momento determinado y de los que luego suelen olvidarse —¿qué ocurrió con la Declaración del Milenio (2000) en la que se comprometían a conseguir los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio en 2015?—.

En cualquier caso, bienvenidos sean los acuerdos, la campaña y ojalá yo me equivoque en mi percepción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.