jueves, 2 de abril de 2015

SUEÑO DE UNA TARDE DOMINICAL EN LA ALAMEDA CENTRAL

Imagen tomada de news.urban360.
Me gustan mucho los muralistas mexicanos porque practicaban una forma de expresión inmediata y próxima que llegaba fácilmente a toda la población. Además, siendo militantes del movimiento comunista o próximos a él, supieron desembarazarse de esa retórica grandilocuente y acartonada del realismo socialista que se hace tan machacona y aburrida desde el punto de vista estético. Y de todos ellos prefiero a Diego Rivera, porque nunca le falta un aire infantil, es profundamente colorista y siempre percibo en sus obras un toque de humor y aire naíf que a mí me atrae mucho.

De este Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central hay muchas y buenas explicaciones en internet. Os dejo aquí abajo un vídeo que comenta cuáles son los personajes principales que aparecen él, del canal de difusión cultural de la UNAM

Como se recuerda en el vídeo, el mural estuvo tapado durante unos años, ya que en su origen el papel que sostiene Ignacio Ramírez —a la derecha de los globos y por debajo de Benito Juárez— tenía escrita la frase "No hay Dios", lo que provocó las protestas de la Iglesia y la ocultación de la pintura. Rivera cambió el texto por "Conferencia en la Academia de Letrán, el año de 1836", que era una forma oculta de decir lo mismo, pues Juárez difundió su tesis atea en 1836, cuando era estudiante en dicha academia. Cosas de la censura y de los subterfugios que los artistas utilizan.


Podéis ver el mural en el Museo Mural de Diego Rivera.



(Al terminar el vídeo 1, haced clic en el 2 para continuar con la explicación)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.