viernes, 31 de mayo de 2013

VLADIMÍR HOLAN, 1

Leer a Holan en castellano es hoy posible gracias, sobre todo, a Clara Janés, que llegó a aprender checo para poder leer la obra del poeta en su idioma original, tal fue el impacto que le causó la primera aproximación a la poesía del "ángel negro". Gracias a ella disponemos en este momento de La gruta de las palabras (Galaxia Gutenberg, 2010), la más amplia selección de V. Holan publicada nunca en España. Además de este volumen, podemos encontrar en las librerías Pero existe la música, Icaria, 1996; Una noche con Hamlet. Toscana, Oriente y Mediterráneo, 2005; y Dolor, Hiperión, 1986. Menos el primero, los demás están recogidos en la selección preparada por la poeta barcelonesa, si bien, las traducciones son distintas.

Por lo demás, poca cosa hay en Internet que valga la pena. Además de la reseña que aparece en Wikipedia —breve, pero correcta—, podéis leer unos cuantos poemas que os orienten sobre el tono de su poesía en la muy conocida página A media voz y en un googlesite que seguramente alguien del mundo de la enseñanza ha preparado.

Yo, por mi parte, os dejo un poema perteneciente al libro Avanzando, 1964.

LA VOZ HUMANA

La piedra y la estrella no nos imponen su música,
las flores callan, las cosas parece que oculten algo.
Los animales niegan en sí por nuestra causa,
la armonía de la inocencia y el misterio.
El viento tiene siempre el pudor de una simple señal
y lo que es el canto lo saben sólo los pájaros enmudecidos
a los que el día de Nochebuena echaste una gavilla sin trillar.


Les basta existir y eso es inexpresable. Pero nosotros,
nosotros sentimos miedo y no sólo en la oscuridad,
sino que incluso en la fecunda luz
no vemos a nuestro prójimo
y aterrados hasta un conjuro violento
gritamos: ¿Estás ahí? ¡Habla!

2 comentarios:

  1. Hola! para el próximo curso,me gustaría que figurase en el prográma Vladimír Holan.


    Un abrazo. Manoli

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Manoli!

    Tal y como le dije a Pello cuando preguntó por él, V. Holan está programado, no para noviembre, sino para octubre.

    Iré dejando a lo largo del verano comentarios y referencias sobre él.

    Otro abrazo.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.