viernes, 18 de junio de 2010

JOSÉ CABAÑES

Envejecemos igual
Y ella se queja:
"A nuestra edad nos volvemos invisibles".


Se me despierta el chaval

que llevo dentro y piensa:
"¡Qué bien para jugar al escondite!":



He recibido este poema de José Cabañes, a manera de respuesta al que figura en la entrada sobre el verano. Como véis, seguimos a vueltas con el tiempo, pero alejados de la nostalgia.

Se admiten más respuestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.