martes, 12 de mayo de 2015

MICHEL FOUCAULT

Aquel verano Franco estaba en plena retirada y yo andaba enfrascado en la lectura de Las palabras y las cosas. Desde entonces he sentido una atracción especial por Foucault, aunque no me guste —cada vez menos— esa forma de escribir transversal y complicada que tanto dificulta el entendimiento. 

Han pasado muchos años, pero Foucault sigue siendo uno de los pensadores franceses del siglo XX más influyentes, si no es el más influyente. Su estimulante indagación en la arqueología del saber, su análisis de la genealogía del poder, son elementos capitales para entender el pensamiento moderno.

No sé si en su detrimento o simplemente como prueba de que nadie, ni la más preclara mente, está libre de errores garrafales cuando realiza conjeturas y vaticinios acerca de la evolución de la sociedad, podríamos recordar sus artículos sobre la revolución iraní. O tal vez sea una prueba del abismo que separa la reflexión sobre elementos abstractos, de la que se realiza sobre elementos de la vida cotidiana.

Sea como sea, merece la pena realizar el esfuerzo de estudiar a Foucault. El vídeo del Canal Encuentro puede resultar un aliciente para acersarse a él:


Para los que ya conocéis su obra, pero os perdisteis el famoso debate Chomsky-Foucault, Amsterdam 1971, aquí os lo dejo, aunque sólo sea como rendido homenaje a los dos influyentes pensadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.