jueves, 3 de abril de 2014

JOSÉ HIERRO

Me entero por casualidad de que hoy es el aniversario del nacimiento de José Hierro y de la anécdota que protagonizó su padre, que era telegrafista e interceptó el telegrama que el 18 de julio De 1936 la Capitanía de Burgos mandaba a las tropas de Santander para que se sublevaran. El telegrama no llegó. Las fuerzas acuarteladas en Santander no se movilizaron (aquel día), pero los de la Capitanía sí, lo que tuvo consecuencias para el padre del poeta.

Que valga esta anécdota para recordar al poeta y a su padre.

ALEGRÍA

Llegué por el dolor a la alegría.
Supe por el dolor que el alma existe.
Por el dolor, allá en mi reino triste,
un misterioso sol amanecía.

          Era la alegría la mañana fría
y el viento loco y cálido que embiste.
(Alma que verdes primaveras viste
maravillosamente se rompía.)

          Así la siento más. Al cielo apunto
y me responde cuando le pregunto
con dolor tras dolor para mi herida.

          Y mientras se ilumina mi cabeza
ruego por el que he sido en la tristeza
a las divinidades de la vida.

2 comentarios:

  1. Se vertió el vino del ánfora
    celeste de la aventura
    Ay alma por qué volaste
    con alas que no eran tuyas. José Hierro

    Manoli

    ResponderEliminar

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.