jueves, 26 de diciembre de 2013

UNA NUEVA HISTORIA PARA UN MUNDO GLOBAL

Quizás el título sea demasiado pretencioso, lo mismo que la idea o el proyecto que hay detrás del libro. En realidad este libro vendría a ser algo así como la presentación de un nuevo enfoque en el estudio de la Historia, de tal forma que se contemple como una especialidad o como una formación específica en sí la Historia Universal. Si en la actualidad el estudio de esta materia está dividido en distintas asignaturas que comprenden diferentes periodos históricos (Antigua, Media, Moderna...) o regionales (H. de Latinoamérica, Próximo Oriente...), lo que defiende Stearns es un estudio de la historia que comprenda siempre la globalidad del planeta y, por tanto, dar un mayor énfasis a las relaciones que se establecen entre cada una de las regiones. Como dice en el prólogo la historia universal fomenta métodos de análisis que preparan a gente de todos los niveles para lidiar con los problemas que plantea la sociedad global contemporánea y aquellos que seguirá planteando en el futuro.

Yo no acabo de ver las grandes diferencias ni las ventajas de este planteamiento con respecto al estudio de la historia que se ofrece por aquí. El método de investigación histórica —análisis de documentos y pruebas, comparación, relación y contextualización, trabajo multidiscplinar— sigue siendo el mismo, lo único que varía es la manera de agrupar el material de estudio. Si podría darse una diferencia importante con respecto a algunas facultades donde las asignaturas troncales quedasen muy limitadas y no acabara de verse a lo largo de todo el periodo de formación una época o región del mundo determinada, pero, en general, cualquier estudiante que termine la carrera con éxito tiene una mediana buena formación en historia universal, excepciones al margen.

Dicho esto, el libro ofrece una buena introducción al estudio de la historia en general y unos buenos fundamentos para saber por dónde caminan hoy las tendencias historiográficas. De hecho, aunque sólo sea por leer el capítulo 2, Un esqueleto de la historia universal, merece la pena leerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.