jueves, 12 de diciembre de 2013

AFORISMOS DE LICHTENBERG

Lichtenberg, Aforismos
Las colecciones de aforismos, como la poesía, tienen de bueno que no nos obligan a leerlas completas. Abrimos el libro, hojeamos un poco, ojeamos otro poco, leemos uno que nos agrada, nos paramos en los que están a su alrededor, luego saltamos de página y leemos otros pocos. En fin, que podemos picotear sin sentir por eso que estamos traicionando al libro ni menospreciando al autor. Además, si la ocasión se tercia, siempre podemos citar alguno entre los amigos y concentrar rápidamente la atención sobre nosotros. Ventajas de la expresión breve del pensamiento.

Os dejo algunos de los que he visto en ese deambular sin rumbo por el libro:

Hoy le permití al sol levantarse antes que yo.

Si al cielo le pareciera útil y necesario volverme a editar en la vida, me gustaría comunicarle algunas vanas observaciones que se refieren, sobre todo, al dibujo del retrato y al plan general.


La hermenéutica de la hipocondría.

Nada nos hace envejecer con más rapidez que el pensar incesantemente en que nos hacemos viejos.

Cuando el espíritu se eleva el cuerpo se arrodilla.

A la gloria de los más famosos se adscribe siempre algo de la miopía de los admiradores.

Por más que se predique las iglesias siguen necesitando pararrayos.

Eso que ustedes llaman corazón está bastante más abajo del cuarto botón del chaleco.


Por más que se predique las iglesias siguen necesitando pararrayos.

Si pensáramos más por nuestra cuenta, tendríamos muchos más libros malos y muchos más libros buenos.

Era un pensador tan minucioso que siempre veía un grano de arena antes que una casa.

Como todas las cosas corrosivas, el chiste y el humor deben emplearse con cuidado.


Nada se juzga con tanta ligereza como el carácter y en nada hay que ser más cuidadoso. Siempre he notado que las malas personas mejoran al conocerlas mejor y las buenas empeoran.


Georg Christoph Lichtenberg (1742-1799), físico y escritor. Descubrió las imágenes que hoy llevan su nombre, figuras lichtenberg.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.