miércoles, 25 de enero de 2012

AQUILES, EL DE LOS HERMOSOS BUCLES

Si exceptuamos el amor correspondido, pocas cosas habrá más satisfactorias que el reconocimiento del trabajo que hacemos. Y con respecto a este blog, nada me satisface más que poder ver entre las entradas más visitadas las que son creación mía, es decir, las que surgen de mi propia imaginación, ya que, como saben los lectores habituales, la mayor parte de lo que por aquí aparece son comentarios, recomendaciones u opiniones sobre el trabajo de otras personas.

No puedo evitar un cierto desafecto cuando veo que las más visitadas de todas son las que se refieren a las constelaciones, en concreto, las que hacen referencia a los signos del zodiaco (Ofiuco, 989 visitas), porque la mayoría de las personas que acuden a ellas no van buscando información sobre mitología o astronomía, que es lo que aquí ofrezco, sino que lo hacen movidas por la astrología. ¡Qué le voy a hacer!

Sea como fuere, me he llevado una grata sorpresa al ver hoy que había aparecido en décimo lugar (poco más de cien visitas) el cuento  sobre el infierno y el bello diablo Aquiles que dibujó Irene. En este caso, más me satisface aún el relativo éxito de la entrada, porque se trata de una narración para ilustrar un dibujo que no he realizado yo, pero al que estimo más que si fuera mío.

Por cierto, ¿os habéis fijado en los detalles? De hecho, fueron los detalles los que motivaron el cuento.

1 comentario:

  1. Suscribo tus palabras Jesús. El amor y la creación, el ofrecer a los demás tu trabajo. Al final, se trata siempre de compartir con los demás aquellas pequeñas cosas que cantaba aquél. Me alegro mucho que haya tenido tanto éxito el cuento de Aquiles, el de los hermosos bucles. No es para menos. Me pareció original y el dibujo me llevó a la historia que contaste. Los detalles, sí. Me encanta observar con perspectiva el poder de creación de cualquier obra. Por eso, en este caso, entiendo muy bien, cómo a partir de los detalles, la imaginación va aflorando y se va plasmando en palabras, en historias, en obras. Como una idea te va llevando a otra y de repente va sucediendo todo. El proceso creativo es muy satisfactorio. En cualquiera de sus ámbitos.

    Que sigas teniendo tantas visitas al blog. Lo merece.

    Un abrazo fuerte y gracias.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.