jueves, 10 de septiembre de 2009

HISTORIA DE LAS MATEMÁTICAS


Entre las muchas virtudes de este libro podría empezar por señalar la más evidente: el aspecto físico. Es un libro muy bien editado, agradable al tacto, a la vista e, incluso, al olfato. Es decir, uno de esos libros que utilizamos para regalar, cuando quremos estar seguros de que el regalo va a gustar.

Pero no es esta la cualidad más importante. Ian Stewart hace un recorrido tan ameno y tan lleno de sabiduría por la ciencia matemática, que aun sin estar interesado en esta disciplina, resulta atractivo.

Especialmente hay que resaltar la habilidad del autor para hacernos comprensibles pensamientos matemáticos complejos y muy técnicos, así como la aplicación práctica que tienen en la vida cotidiana. Me refiero, por ejemplo, a la topología, el álgebra abstracta, la geometría de alta dimensión o la dinámica no lineal.

Tal y como advierte el autor en el prólogo, no podemos pensar que en 300 páginas pueda tener cabida la Historia de las Matemáticas, especialmente cuando se habla de los últimos cien años, en los que las Matemáticas han crecido tanto, en tantas direcciones y en tal grado de complejidad, que ningún esfuerzo sensato puede explicarlas en un libro de divulgación.

Aquí encontramos, por lo tanto, la selección que el autor ha realizado en función de aquellas ideas que tiene una mayor trascendencia en la sociedad actual o que se perciben como capaces de generar un mayor interés y desarrollo científico. De esta manera, el libro se cierra con un capítulo dedicado al caos y la complejidad.
Historia de las Matemáticas (Crítica, 2008)

Feliz lectura

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.