martes, 14 de julio de 2009

SOLIDARIDAD AGRESIVA

Escribo esta entrada bajo el enfado que me ha producido una llamada telefónica. Una llamada reclamando mi solidaridad, es decir, mi colaboración económica con una organización no gubernamental.

En esa llamada se me hace saber el mal momento que atraviesa dicha organización, y, buscando la compasión del benefactor, se me anima a que realice una aportación. Cuando hago un comentario sobre, en mi opinión, lo poco apropiado de la forma de la campaña para recaudar dinero, la interlocutora cambia el tono persuasivo-amable del comienzo y haciendo uso de un tono seco –algo así como si yo fuera el culpable de todas las desgracias que acontecen en el mundo-, me hace saber lo insolidario que soy, y me cuelga.

Puedo entender que una empresa privada, en su afán lucrativo, realice prácticas comerciales agresivas, se introduzca a través del teléfono en nuestras casas y pretenda convencernos de la bondad de sus productos. No tiene porqué asociarse la mala educación con la práctica comercial, pero es cierto que en ocasiones van de la mano. Ante este tipo de actuaciones, no tengo ningún complejo y me puedo mostrar tan mal educado como quien invade mi tiempo libre para venderme lo que no quiero comprar.

Lo que me resulta incomprensible es que una organización que tiene como finalidad la ayuda a los demás, utilice este tipo de prácticas agresivas para conseguir la solidaridad ciudadana. Por lo que respecta a la persona que me ha llamado, quiero pensar que ni las palabras que ha utilizado, ni el tono, tienen nada que ver con la organización en nombre de la cual llama.

Ignoro si se consigue poco o mucho dinero con este tipo de campañas. Lo que sí sé es que las actuaciones solidarias tienen como finalidad conseguir un mundo un poco mejor, en el que podamos sentirnos más a gusto, no empezar el día con un mal rollo porque alguien desde el otro lado del teléfono quiere culpabilizarte de algo de lo que no eres responsable.

Feliz día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.