domingo, 25 de junio de 2017

ALEXAMENOS FIDELIS

Así, para empezar, no me gustan las pintadas. No me gusta que alguien sin otra intención que la de plasmar su nombre o soltar un exabrupto vaya dejando su recuerdo por cuanta pared encuentre disponible. Me parece mala educación y falta de respeto por el vecindario. 

Fuente: Wikipedia
Ignoro si esta costumbre de escribir en paredes ajenas es una constante en la historia de la humanidad o si se produce en épocas determinadas. Sí parece que hay dos momentos especialmente proclives a la proliferación de esta costumbre: nuestra época y la de la antigua Roma. A veces podemos encontrar incluso diálogos.


En el Museo Palatino de Roma, se halla recogida una pintada un tanto curiosa, sobre la que los expertos no terminan de ponerse de acuerdo en los detalles de la traducción y que vendría a ser algo así como la primera burla que un romano hace sobre la religión cristiana. Es esta:

Fuente: Wikipedia
Lo que ahí se puede ver es lo siguiente: una persona con cabeza de burro está crucificada; otra, a su lado, levanta el brazo izquierdo. El texto dice, en griego, Alexámenos adora a su dios o algo similar (para detalles, acudid a Wikipedia). No es necesario haber realizado ningún tipo de estudio para percibir la sátira que implica representar a alguien adorando a un asno. 
Alexámenos no permaneció impasible ante la burla y dejó escrita la respuesta: Alexamenos fidelis. Alexámenos es fiel. 

Más allá del incivismo que representa dirimir en las paredes del vecindario las diferencias religiosas o ideológicas, lo que me atrae del caso es mi impulso cotilla, saber de los detalles. ¿Eran vecinos? ¿Eran amigos de la infancia? ¿Habían acudido a la escuela juntos y desde entonces existía un rencor sordo? ¿Era el tal Alexámenos un tipo inclinado a la santidad y el sufrimiento?

Sin duda, detrás de cada gesto hay una historia. Tal vez inocua, ridícula, insulsa, indeferente o anodina. O tal vez sea una historia que resuma en un pasaje la historia misma de la humanidad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.