martes, 9 de mayo de 2017

LA CHACONA DE BACH

Tal vez el mejor y mayor elogio que haya leído de Bach sean las palabras con que Eugenio Trías inicia el trabajo que le dedica en su estupendo El canto de las sirenas (libro, por cierto, muy barato, para tanto como ofrece). Las reproduzco aquí:

J. S. Bach es, sin duda, el más grande de todos los músicos, y el más difícil de abordar. Compone un continente entero lleno de complejidad. Nadie que se acerque a él sale indemne del envite. Plantea graves y difíciles problemas de recepción. Hay incluso voces que han suscitado dudas sobre nuestra capacidad de comprender lo que este músico quiso proponernos. Como si entre J. S. Bach y nosotros se abriera un hiato insalvable de flagrante historicidad que ocasionara la ruina de toda pretensión hermenéutica (p. 85).

Podamos llegar a comprenderlo o no en toda su amplitud y grandeza, la gente de a pie, como yo, sí podemos disfrutarlo, aunque sea en un nivel inferior, y dejarnos llevar por la siempre envolvente y sugestiva música del genio alemán. 

Un excelente y breve ejemplo de su inmensa obra es la Chacona. Aquí la tenéis en las admirables manos del ya desaprecido Nathan Milstein. Cerrad los ojos y disfrutadla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.