jueves, 25 de mayo de 2017

EL MUNDO EN 1526

Mapamundi de Giovanni Vespucci, 1526
Giovanni Vespucci fue el sobrino del célebre Américo, cuyo nombre quedaría unido para siempre al continente americano gracias al cartógrafo alemán Waldseemüller. El sobrino continuó las aficiones del tío, trabajó como piloto para la Corte y formó parte de la comisión encargada de realizar la demarcación de las tierras que iban a regentar las coronas de Castilla y de Portugal como consecuencia del Tratado de Tordesillas

Lo fascinante de ese mapa no es la diferencia que ofrece con un mapa actual del mundo, sino las increíbles precisiones y aciertos que hace cinco siglos podían conseguir con unos instrumentos y en unas condiciones que hoy nos harían temblar. Pero hay más similitudes entre lo que ahí vemos, lo que había detrás de lo que no vemos y el mundo actual.

Aquella comisión la componían el hijo de Colón, Hernando, Juan Sebastián Elcano, Juan Sebastián Caboto y Giovanni Vespucci, autor del mapa que aparece aquí y que posiblemente regaló a Carlos V como regalo de bodas cuandó se casó con Isabel de Portugal.

En aquella época, los viajes a América y cuanto se estaba descubriendo, en lo que podríamos denominar como inicio de la globalización, eran un asunto de estado y la información que se originaba tenía un gran valor económico. Otras potencias estaban dispuestas a pagar por ella.

Así las cosas, sobre Caboto y Vespucci cayó la sospecha de espionaje. Del primero se sospechó que trabajaba para la corte inglesa, del segundo que lo hacía para los Médicis. Ambos fueron apartados de sus actividades.

En la actualidad, el mapamundi de Vespucci se encuentra expuesto en el Museo del Prado, dentro de la exposición Tesoros de la Hispanic Society of America. Visiones del mundo hispánico, que permanecerá abierta al público hasta el 10 de septiembre de este año.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.