domingo, 5 de febrero de 2017

PASO DE LA LAGUNA ESTIGIA, PATINIR

Paso de la laguna Estigia. Patinir. Museo del Prado
Éstige o Estigia era una de las Oceánides a la que Hesíodo consideraba la más importante. Zeus, en agradecimiento al apoyo prestado en la lucha contra los Gigantes, la honra haciéndola garante de los juramentos de los propios dioses. Sus aguas poseían cualidades extraordinarias. En ellas sumergió Tetis a su hijo Aquiles para preservarlo de todo mal, pero el talón por donde lo agarraba no tocó las aguas y esa acabaría siendo su perdición.

Este trabajo de Patinir siempre me ha provocado sentimientos encontrados. Por una parte, la atracción que siento por la mitología grecolatina me inclina hacia él. Por otra, la mezcla de elementos paganos y cristianos me resulta muy incómoda. Lo cierto es que casi siempre que paso por El Prado, suelo acercarme a la sala donde se encuentra y echarle un vista. Es como un miembro de la familia con el que no me siento cómodo, pero al que no puedo dejar de saludar. 

En este debate conmigo mismo estaba cuando hace pocos días me encontré un audio estupendo de Bernardo Pajares, colaborador de La hora azul, un programa de música clásica que se vale de la literatura para viajar por los sonidos. En él explica muy bien los elementos que aparecen representados y contextualiza de forma breve y clara la obra. No he resistido la tentación de difundirlo. Son siete minutos perfectamente aprovechados. Ampliad la imagen y escuchadlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.