jueves, 5 de enero de 2017

CUESTIÓN DE ORDEN

Primero es la Tierra y su horizonte,
el arco y la balística,
la mezcla sutil de los metales,
el oculto abecedario de la vida
incrustado en la molécula,
la fría sinrazón de la materia oscura.

Luego están algunos libros, no todos,
que con delicada paciencia de estantería,
pretenden enseñarte cuanto ignoras.

Después vienen los amigos
con sus cuentos y sus cálculos,
esos que hacen para entretenerte 
algunas tardes de domingo,
y que a veces, insisten, forman parte de su propia biografía.

Por último está aquello que descubres
—vibrante y sugestivo—
cada vez que te deslizas por alguna pantalla.
Pero, ya sabes, esto es como el amor eterno,
que solo existe en algún verso
de un poeta romántico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.