viernes, 2 de diciembre de 2016

GUÍA PARA IDENTIFICAR LOS PERSONAJES DE LA MITOLOGÍA CLÁSICA

El arte occidental, especialmente pintura y escultura, se nutre del imaginario creado por la cultura clásica greco-romana. Es difícil encontrar una obra anterior al siglo XIX que no tenga alguna referencia a las historias o a los personajes que poblaron aquella mitología. Su presencia es casi tan apabullante como la de la mitología cristiana, el otro hilo conductor de la expresión artística occidental.

Hay muchos y muy buenos repertorios iconológicos. Fáciles de encontrar en cualquier librería. Por lo general, son diccionarios que apuntan al estudiante universitario o hacia la persona con buenos y sólidos conocimientos que necesita consultar algún dato en un momento preciso. Esta obra, en cambio, está dirigida a un público mayoritario, interesado en la mitología y que siente la curiosidad de saber qué es lo que se narra en la representación que tiene delante cuando acude a un museo o a cualquier otro tipo de exposición.

Entre sus virtudes yo destacaría el fácil manejo y localización de lo que buscamos. Con cada artículo, ordenados alfabéticamente, hay una ilustración, un texto que explica la historia más significativa del personaje en cuestión, las variantes iconográficas con las que suele aparecer representado y los atributos que a menudo le acompañan. Todo ello expuesto de forma muy clara.

Además, ofrece un índice de atributos que nos remiten a los seres que los portaban, y un bien nutrido glosario de los términos que aparecen en los textos explicativos. También podemos manejar un par de tablas: una con las equivalencias entre los nombre griegos y los latinos, y la otra con todos los nombre propios que se encuentran en los textos, pero que no poseen un artículo propio.

En resumen: un excelente trabajo de Lorenzo de la Plaza, José María Martínez y José Ignacio Vaquero, que cumple ampliamente con el objetivo de informar a quien observa cuál es la escena que se narra y que se puede llevar cómodamente en el bolsillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.