martes, 27 de septiembre de 2016

PLUMAS DE AGUA EN EUROPA

Imagen tomada de la NASA. Las zonas blancas de la parte
inferior serían las fumarolas de agua.
No suelo ocuparme de noticias tan particulares y especializadas como esta, porque carezco de formación y porque lo que de verdad me interesa son los problemas básicos y fundamentales del conocimiento. Sin embargo, las palabras que la enuncian tienen un carácter tan poético que no he podido resitir la tentación.

Europa es uno de los cuatro satélites galileanos de Júpiter —Ío, Europa, Calisto y Ganimedes, esos que se ven con unos simples primáticos—. Desde hace algún tiempo se sospecha que Europa tiene un inmenso océano bajo su capa de hielo, y eso le convierte en un candidato a albergar vida. Lo cual, ya de por sí, podría ser un notición.

El problema está en que toda esa cantidad de agua se encuentra bajo una capa de hielo que puede llegar a los 3000 metros de profundidad. Y es que Europa no está, como la mitología nos indica, en la costa mediterránea, sino en un lugar muy, muy frío: la temperatura de superficie en la zona ecuatorial es de -163ºC.

Lo interesante del caso es que si esas fumarolas son reales, permitirían acceder al agua encerrada bajo la capa de hielo sin tener que perforarla y demostrar que efectivamente hay un magnífico océano bajo la capa de hielo, además de proporcionar todo tipo de datos acerca del agua encerrada.

En el vídeo de la NASA Katrina Jackson comenta el significado y alcance de la noticia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.