viernes, 2 de septiembre de 2016

CENTENARIO DEL NACIMIENTO DE BLAS DE OTERO, 2

A MÍ,
morir no me importa.
Lo que me importa es dejar de vivir.

Y que la vida sea tan corta.


No hay mejor manera de celebrar a un muerto que revisitar su obra, sea esta la que sea. Y no hay obra mejor que la obra completa. Tal vez nunca la leamos entera, pero ahí está, siempre a nuestra disposición.

La de Blas de Otero fue preparada por Sabina de la Cruz y Mario Hernández y publicada por Galaxia Gutenberg hace tres años. Y, efectivamente, lo recoge todo. Todo el verso y la poca prosa que escribió, incluso las entrevistas que le realizaron. La presentación que hacen del poeta y su obra Mario Hernández y Sabina de la Cruz es, sencillamente, muy buena. Podéis leerla aquí.

Para los más apresurados y quienes quieran tener una visión rápida, pero de calidad, aconsejo la que realizó Álvaro Sánchez Palomino en el programa Punto de Enlace. Doce minutos para crear las ganas de leer al poeta que 

un buen día bajó a la calle: entonces

comprendió; y rompió todos sus versos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.