viernes, 8 de julio de 2016

TRATADOS DE PAZ / BAKE ITUNAK

Enlace con la exposición
Después de pasar por el Koldo Mitxelena y por San Telmo, sedes de la exposición central cuyo título recoge la imagen de aquí arriba, lo primero que se me ocurre decir es que más que una exposición es un libro profusamente ilustrado, entendiendo por ilustración cualquier elemento visual no necesariamente artístico en el sentido tradicional del término. 

Es cierto que la exposición se anuncia como una muestra que recoge obras procedentes de veintiún museos, y muchos de ellos forman parte de la élite de los museos internacionales, pero no es la obra expuesta, ni de lejos, lo más característico, lo más importante o el núcleo en torno al cual se articula la exposición. Lo fundamental son los textos, la palabra escrita, el discurso del comisario.

La verdad es que la exposición sorprende al menos por dos cosas: la primera, la enorme densidad de contenidos; el título, después. Yo, no sé los demás, no suelo estar acostumbrado a tener que lidiar con tantas y tan variadas referencias de muchos campos del saber en una muestra de este tipo. Sobre el título me abstengo de hacer comentarios, pero propongo, a manera de orientación para quien piense acudir, el siguiente: De cómo el poder trata de justificar sus barbaridades.

En realidad la exposición es una magna propuesta para la reflexión en torno a cómo hemos concebido a lo largo de la historia las relaciones de poder y, por extensión, qué hay detrás o alrededor de la expresión tratado de paz. Yo, no sé los demás, puestos a reflexionar y a presentar materiales, echo de menos, como mínimo, el aporte intelectual de Rawls y Habermas, y la práctica internacional de la mediación y sus logros. Sin ellos, el mensaje se me queda exiguo y sin propuestas, es como decir qué porquería somos, sigamos en la basura.

Sea como fuere, recomiendo las visitas guiadas —gratuitas—, que alivian mucho el ejercicio de la lectura y sirven para tener una idea general más que suficiente de las pretensiones de Pedro G. Romero y Santiago Eraso, comisario y director del proyecto respectivamente. Además, siempre vendrá bien echar un vistazo previo a catálogos, programas y reseñas apareciadas en los medios de comunicación.

En estos enlaces podéis consultar cuándo se realizan las visitas guiadas: 
Y un comentario, menos benévolo que el mío, de Alberto Moyano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.