martes, 26 de julio de 2016

AULD LANG SYNE / Me tomo unas vacaciones

Ni quiero ponerme nostálgico ni se trata de ninguna despedida. Es, otra vez más, el reconocimiento del trabajo, la voluntad y la entrega de este colectivo que bajo el nombre de Voces para la paz realiza desde la música y se proyecta sobre la sociedad. 

El tema, es cierto, sí tiene un componente nostálgico. Las despedidas suelen serlo, como suelen serlo todas las miradas al pasado; pero, seguramente, el uso popular como cierre del año y bienvenida al nuevo le ha quitado parte de ese tono. Wikipedia, por cierto, explica perfectamente su origen, uso y evolución.

Queridas lectoras, queridos lectores, estéis donde estéis, pasadlo todo lo bien que podáis y que queráis. Yo me tomo unas vacaciones, lo que significa que durante algún tiempo no aparecerán elementos nuevos en este blog. Sigamos, pues, vadeando el tiempo, que seguro que son muchas las experiencias que nos aguardan.




¿Deberían olvidarse las viejas amistades
y nunca recordarse?
¿Deberían olvidarse las viejas amistades
y los viejos tiempos?


Por los viejos tiempos, amigo mío,

por los viejos tiempos:
tomaremos una copa de cordialidad
por los viejos tiempos.


Los dos hemos correteado por las laderas
y recogido las hermosas margaritas,
pero hemos errado mucho con los pies doloridos
desde los viejos tiempos.

ESTRIBILLO

Los dos hemos vadeado la corriente
desde el mediodía hasta la cena,
pero anchos mares han rugido entre nosotros
desde los viejos tiempos.

ESTRIBILLO

Y he aquí una mano, mi fiel amigo,
y danos una de tus manos,
y ¡echemos un cordial trago de cerveza
por los viejos tiempos!.

ESTRIBILLO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.