viernes, 27 de mayo de 2016

CITAS E IMÁGENES FUERA DE LUGAR. Divertimento para una tarde de viernes


El agua purifica al hombre no solamente de la suciedad corporal, sino que lo libra también de la ceguera mental; él ve y piensa más claramente, se siente más libre; el agua apaga el ardor de la concupiscencia. ¡Cuántos santos refugiáronse en esta cualidad natural del agua para vencer las tentaciones del diablo! Lo que la gracia te negaba te lo dio la naturaleza. El agua no solamente pertenece a la dieta, sino también a la pedagogía. Limpiarse, bañarse, es la virtud primera aunque sea la más ínfima. En la ducha se apaga la concupiscencia del egoísmo. El agua es el medio más próximo y primero para hacer amistad con la naturaleza.

Mientras volvía a casa en el transporte público, terminaba de leer un libro que me han regalado hace pocos días. Según leía las frases del último capítulo, me venía la imagen de esa ducha en medio de la nada. Y mientras estaba buscando la imagen entre los archivos fotográficos de mi desordenado ordenador, se me ha ocurrido que tanto la fotografía como la cita podían ser motivo de un juego: jugar a adivinar quién es el autor de las palabras que citan y a qué lugar pertenece la esclarecida ducha. ¿Os animáis?

Más adelante comentaré el libro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.