lunes, 25 de abril de 2016

UNA CITA DE DAVID HUME


Dejo una cita del filósofo escocés para la reflexión de cada cual. No para el posicionamiento ideológico y el debate irritado, sino para la lectura sosegada y posterior ponderación.

Los historiadores, e incluso el sentido común, nos informan de que, por muy plausibles que puedan parecer las ideas de una igualdad perfecta, son en realidad impracticables; y de no ser ello así, resultarían extraordinariamente perniciosas para la sociedad. Dividamos las posesiones de un modo igualitario, y veremos entonces cómo los diferentes grados de arte, esmero y aplicación de cada hombre rompen la igualdad. Y si se pone coto a estas virtudes, reduciremos la sociedad a la más extrema indigencia; y en vez de impedir la carestía y la mendicidad de unos pocos, éstos afectarán inevitablemente a toda la sociedad. También se precisa la inquisición más rigurosa para vigilar toda desigualdad en cuanto ésta aparezca por primera vez, así como la más severa jurisdicción para castigarla y enmendarla. Pero, además de que tanta autoridad tendría forzosamente que degenerar pronto en una tiranía que sería ejercida con graves favoritismos, ¿quién podría poseerla en una situación como la que aquí se ha expuesto? Una perfecta igualdad de posesiones, al destruir toda subordinación, debilita en extremo la autoridad de la magistratura, pues reduce todo poder a un mismo nivel, igual que la propiedad. 


Investigación sobre los principios de la moral. Sección tres, De la justicia. Parte II, apartado 23.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.