miércoles, 27 de enero de 2016

LA LUMINOSA BELLEZA DE EL BANQUETE

Fedón, La República, Fedro y El Banquete son, en opinión de los especialistas en la obra de Platón, los mejores Diálogos del filósofo griego. El último, dedicado al Amor, es, seguramente, el más bello. En plabras de Martínez Hernández: Es la más poética de todas las realizaciones platónicas, en la que difícilmente los aspectos literarios pueden separarse de la argumentación filosófica, lo que hace que nos encontremos ante uno de los escritos en prosa más completos de toda la Antigüedad (Gredos, 1992, p 145).

El Diálogo recoge las exposiciones que hacen Fedro, Pausanias, Erixímaco, Aristófanes, Agatón y Sócrates sobre el Amor después de la cena que Agatón había preparado para celbrar su triunfo en un premio literario. 

De los llamados Diálogos de madurez, los que figuran arriba, es el más accesible, el más sencillo y el que, en mi opinión tiene un encanto literario mayor. Como casi todos los Diálogos, es una obra breve —aunque varían mucho según sea la tipografía y el tipo de edición, nunca más de cien páginas—. 

El mejor parlamento corresponde al de Sócrates, y es tal el encanto que tiene, que ninguna persona medianamente culta debería perdérselo. En él expone las doctrinas que le enseñó una sacerdotisa, Diotima de Mantinea en su juventud. En su discurso quedarán unidos la belleza, la virtud y la inmortalidad. 

Hay muchísimas ediciones publicadas. Aquí os dejo enlazada la de Patricio Azcárate, por si queréis leerla en pantalla, aunque no es lo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.