sábado, 16 de enero de 2016

DE RERUM NATURA EN TRADUCCIÓN DE MARCHENA

José Marchena (1768-1821) fue un intelectual y político afrancesado que tuvo que escapar de la Inquisición, y que se ocupó de realizar algunas de las mejores traducciones de los ilustrados franceses. También tradujo en verso De rerum natura, lo que era todo un atrevimiento, no porque la tradujera en verso, sino porque el texto de Lucrecio era demasiado atrevido para el ambiente confesional de la época

Hoy, sin duda, preferimos el texto en prosa, dado que es un poema con un fuerte carácter filosófico. A mí, de todas formas, me suele gustar leer de vez en cuando algún fragmento en la traducción de Marchena, pues le da un aire jovial y ligero que la prosa no tiene. Os dejo aquí los versos 210-256 del Libro primero. En Cervantes virtual tenéis la traducción completa.

Por un principio suyo empezaremos:
Ninguna cosa nace de la nada;
No puede hacerlo la divina esencia:
Aunque reprime a todos los mortales
El miedo de manera que se inclinan
A creer producidas por los dioses
Muchas cosas del cielo y de la tierra,
Por no llegar a comprender sus causas.
Por lo que cuando hubiéremos probado
Que de la nada nada puede hacerse,
Entonces quedaremos convencidos
Del origen que tiene cada cosa;
Y sin la ayuda de los inmortales
De qué modo los seres son formados.

Porque si de la nada fuesen hechos,
Podría todo género formarse
De toda cosa sin semilla alguna.
Los hombres de la mar nacer podrían,
De la tierra los peces y las aves,
Lanzáranse del cielo los ganados,
Y las bestias feroces como hijos
De la casualidad habitarían
Los lugares desiertos y poblados:
Los mismos frutos no daría el árbol,
Antes bien diferentes los daría:
Todos los cuerpos produjeran frutos;
Pues careciendo de principios ciertos,
A las cosas ¿qué madre señalamos?
Pero es porque los seres son formados
De unas ciertas semillas de que nacen
Y salen a la luz; en donde se hallan
Sus elementos y primeros cuerpos:
Por lo que esta energía circunscribe
La generación propia a cada especie.

Además, ¿por qué causa en primavera
Vemos nacer la rosa, y en estío
Los frutos sazonados, y las viñas
En los días hermosos del otoño?
Sino porque a su tiempo las semillas
Determinadamente se reúnen;
Sale la creación si ayuda el tiempo;
La tierra vigorosa con certeza
Da a luz sus tiernos hijos: si naciesen
De la nada, saldrían al momento,
En tiempo incierto y estación contraria:
Pues que carecerían de principios
Cuya unión el mal tiempo no impidiera.


***
Traducciones disponibles actualmente en las librerías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.