martes, 22 de diciembre de 2015

MARTES DE FORTUNA Y RAJMÁNINOV

Entre canto de número y esperanza difusa, me sumerjo en la belleza absoluta de este fantástico Concierto para piano y orquesta nº 2, tal vez la obra de Rajmáninov/Rachmaninoff más conocida del compositor, la que le salvó de la depresión personal y creadora en la se había visto envuelto y la que hoy me acompaña a mí en la carretera por un paisaje que quiere ser de invierno, pero que no puede evitar ser otoño tibio y tardío.

Estupenda la Nordwestdeutsche Philharmonie, fulminante y precisa Anna Fedorova. Rajmáninov en estado puro. Aplaudid, por favor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.