lunes, 23 de noviembre de 2015

¿QUÉ SOMOS?

P. Gaugin. ¿De dónde venimos?, ¿Quiénes somos? ¿Adónde vamos? 1897. Museo de Bellas Artes de Boston.
Las tres preguntas que dan título a una de las obras más ambiciosas de Gaugin, han sido las preguntas fundamentales a las que la Filosofía ha intentado dar respuesta sin mucha fortuna. Grandes pensadores de todas las épocas las han afrontado con mayor o menor suerte; sin embargo, no hemos empezado a vislumbrar soluciones racionalmente sostenibles hasta que han acudido en nuestra ayuda los esfuerzos de la Física, la Química, la Antropología, la Lingüística... y, muy especialmente, la Biología. El trabajo conjunto y el esfuerzo colaborativo de todas las ramas del saber han permitido que hoy podamos conocer de dónde venimos, estemos más cerca de entender quiénes somos e intuir hacia dónde nos dirigimos.

Jesús Mosterín nos ofreció un estupendo trabajo sobre La naturaleza humana en 2006. Edward O. Wilson deja meriadiamente claro que esas cuestiones, las que dan título a la obra de Gaugin, cuestiones centrales para la religión y la filosofía—pensamientiento mítico y pensamiento especulativo—, solamente pueden abordarse con éxito desde la investigación natural. 

Se puede discrepar —expertos habrá, no es mi caso— sobre su interpretación de cómo surgió el comportamiento altruista, el concepto de moralidad o las artes creativas. Discrepan, de hecho, los expertos sobre si la teoría de la eficiencia inclusiva —basada en la selección de partentesco— es más válida que la del modelo estándar aplicado a múltiples niveles. Lo que resulta evidente es la imposibilidad de abordar una respuesta medianamente seria sin un profundo conocimiento de cómo actua la selección natural.

Tal vez la mejor presentación que se pueda realizar para acernarnos al libro sea leer el primer capítulo. Son cinco páginas nada más, pero si esas cinco páginas no despiertan el interés lector, difícilmente se puede despertar con propaganda contraportadista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.