domingo, 2 de agosto de 2015

AUDEN: SEPTEMBER 1, 1939

1 de septiembre de 1939 es, sin duda, uno de los poemas más conocidos y representativos del poeta inglés. Sin embargo, a Auden no le gustaron algunos versos y los cambió; posteriormente decidió que era el poema el que no le gustaba y lo retiró de su obra. Lo cierto es que el texto ha seguido su propio curso al margen de la voluntad del poeta hasta convertirse en uno de los poemas más emblemáticos del autor. 

Yo, por respeto a su voluntad, no lo he incluido en la selección de textos que he preparado para la tertulia de octubre, pero creo que el poema tiene su importancia y por eso lo recojo aquí. Además, la lectura que hacen del original es muy buena y la idea de ofrecer la imagen de la Tierra desde la EEI para acompañarla me parece muy acertada.

W. H. Auden's "September 1, 1939" (as read by Tom O'Bedlam) set to Richter's Horizon Variations.

Tomo la traducción que Chaty Lorens publicó en la revista Adamar. Allí podéis leer todas las notas que lo acompañan. Aunque para los perezosos quizá baste con decir que Hitler estudió el bachillerato en Linz y que el 1 de septiembre (de 1939) comenzó la Segunda Guerra Mundial con la invasión de Polonia.


Estoy sentado en una de esas tascas
De la calle Cincuenta y Dos.
Indeciso y temeroso
Mientras fallecen las ingeniosas esperanzas
De una década vilmente deshonesta:
Ondas de odio y miedo
Circulan sobre las brillantes
Y oscurecidas tierras de la tierra,
Obsesionando nuestras vidas privadas;
El indescriptible olor a muerte
Ofende la noche de septiembre.


La erudición precisa puede
Desenterrar la ofensa total
Desde Lutero hasta hoy
La que ha empujado a una cultura hacia la locura,
Encontrar lo ocurrido en Linz.
Que enorme imago creó
A un Dios psicopático:
Yo y el público sabemos
Lo que todos los escolares aprenden,
Esos a quienes se le hace el mal
Harán el mal en restitución.


El exiliado Tucídides sabía
Todo lo que un discurso dice
Sobre la Democracia,
Y lo que hacen los dictadores,
La arcaica basura que hablan
Hacía una apática tumba;
Analizado todo en su libro,
La cultura exiliada,
El dolor hábito-formado,
Desconcierto y pena:
Debemos sufrirlo todo de nuevo.

Hacia el interior de este aire neutral
Donde ciegos rascacielos usan
Su altura total para proclamar
El poder del Hombre Colectivo,
Cada idioma vierte su
Excusa competidora:
Pero quién puede vivir más tiempo
En un sueño eufórico;
Fuera del espejo ellos miran
A la cara del imperialismo
y de la injusticia internacional.

Las caras a lo largo del mostrador
Se aferran a su día normal:
Las luces nunca deben de apagarse,
La música debe siempre sonar,
Todas las convenciones conspiran
Para conseguir que esta fortaleza asuma
El mobiliario del hogar;
A menos que veamos donde estamos,
Perdidos en un bosque poblado de fantasmas,
Niños con miedo a la noche
Que nunca han sido felices o buenos.

La basura militante más ventolera
Que exclaman Personas Importantes
No es tan primitiva como nuestro deseo:
Lo que el loco Nijinsky escribió
Sobre Diaghilev
Es cierto del corazón normal;
Ya que el error criado en el hueso
De cada mujer y de cada hombre
Anhela lo que no puede tener,
No amor universal
Sino ser amado a solas.

Desde la oscuridad conservadora
Hacia la vida ética
Los torpes viajeros llegan.
Repitiendo sus promesas mañaneras;
"Seré fiel a la esposa,
Me concentraré más en mi trabajo,"
Y gobernadores impotentes despiertan
Para resumir su juego compulsivo:
¿Quién puede liberarlos ahora,
Quién puede comunicarse con los ciegos,
Quién puede hablar con los mudos?

Todo lo que tengo es una voz
Para deshacer la mentira plegada,
La mentira romántica en el cerebro
Del hombre sensual de la calle
Y la mentira de la Autoridad
Cuyos edificios tientan al cielo:
No hay tal cosa llamada Estado
Y nadie existe a solas;
El hambre no permite otra alternativa
Al ciudadano o al policía;
Debemos amarnos o morir.


Indefensos bajo la noche
Nuestro mundo yace en el estupor;
Aun así, punteado por doquier,
Irónicos puntos de luz.
Relampaguean aya donde quiera que los Justos,
Intercambien sus mensajes:
Podré yo, compuesto como ellos
De Eros y de polvo,
Asediado por la misma
Negación y desesperación,
Mostrar una llama afirmadora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.