jueves, 16 de julio de 2015

LA CULTURA EGIPCIA, de John A. Wilson

Este título es un clásico sobre el tema. Sin duda los estudios e investigaciones sobre el Antiguo Egipto nos han ofrecido nuevos materiales y nuevos descubrimientos desde que el ilustre egiptólogo Wilson publicó en 1951 su trabajo sobre la cultura del Egipto faraónico. Sin embargo, la interpretación de aquella cultura y sus características fundamentales no ha variado un ápice. Aunque en el momento en que redacto estas líneas el libro no se encuentra disponible, todavía se puede encontrar en muchas librerías y no creo que tarden mucho en sacar la duodécima edición.

Como bien apunta el título, el libro no es una historia de aquella fascinante civilización que se perpetuó durante casi 3000 años. Se trata de un recorrido por los elementos materiales e inmateriales que constituyeron la esencia de lo que hoy conocemos como una de las primeras y más asombrosas civilizaciones de la humanidad. Creencias, costumbres y conocimientos son, por tanto, el objeto de estudio del profesor Wilson. 

El texto ha sido utilizado desde su aparición como complemento a los manuales universitarios de Historia Antigua, pero su redacción es tan clara y amena que funciona perfectamente como libro de divulgación para cualquier persona interesada en el tema. Aquí aprendí, por ejemplo, cómo multiplicaban y dividían los antiguos egipcios, lo cual parece una cosa sin interés para alguien que vaya a dedicarse a la Historia, pero es la típica pregunta que es necesario responder para entender cómo resolvían los grandes cálculos que necesitaban realizar para construir una pirámide o para organizar el reparto de tierras.

Hoy este tipo de cuestiones puntuales las podemos encontrar en internet, pero nunca podremos hallar la mirada comprensiva y el análisis holístico y riguroso que un título como éste nos ofrece sobre la cultura del Egipto antiguo. Agradable como lectura de verano o, incluso, como preparación a un viaje de vacaciones a las tierras del Nilo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.