domingo, 12 de julio de 2015

HA MUERTO KRAHE, NOS QUEDAN SUS CANCIONES

Los seres humanos tenemos la costumbre de morirnos y en la familia de Krahe la tienen incluso como tradición. Cumpliendo con la tradición, el bueno de Krahe, a quien estuve escuchando hace muy poco en una sala de Donosti, se ha muerto. Lo que quiere decir que ya no va a haber más directos, pero que vamos a poder escucharlo a través de sus discos cuantas veces queramos. Es lo bueno de ser cantante y haber grabado tu trabajo. 

No sé cómo era Krahe en persona y me da lo mismo. Lo que sí sé son los buenos momentos que sus canciones me han dado y me darán. Supongo que tenía algo de perdedor, como todo el que nada a contracorriente, expresa en voz alta lo que piensa y se siente alejado de los atractivos del poder, pero qué estupendo final de manifestación anti OTAN nos dio cuando miles de personas llegábamos a la Plaza de Colón y por los altavoces empezaba a sonar su Cuervo ingenuo.

Sin embargo, la canción que siempre mantendré en mi rincón favorito de los recuerdos un poco irreverentes es ¿Dónde se habrá metido esta mujer?, la que unas navidades de hace muchos años utilicé en lugar de un típico villancico para felicitar a las madres de un colegio. Y es que Krahe se presta como ninguno a la irreverencia inocente, a la sátira suave, a la ironía amable y al pensamiento divergente. Grande este chico malo que hoy ha cumplido con la tradición de su familia..., la humanidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.