jueves, 30 de julio de 2015

CUENTOS DE CANTERBURY

Suelo aprovechar los veranos para leer algún clásico y este mes de julio le ha tocado el turno a Chaucer (c.1340-1400), uno de esos ingleses afable, culto y amante de la lectura y de los viajes. Tal vez fuera el primer inglés en leer a Dante y a Boccaccio, cuya impronta se trasluce en los Cuentos.

Son muchas las diferencias entre la edad media y la nuestra, si bien el gusto por descubrir nuevos paisajes y escuchar historias no ha cambiado en absoluto, aunque ahora más que el relato oral acudamos al audiovisual. En cualquier caso, lo mismo ahora que entonces, somos adictos al cotilleo, que en su forma más sublime ha dado lugar a la literatura y al cine.

Al margen de la distancia estética y anímica con la edad media, y dejando a un lado la intención moralizante de algunos cuentos, la colección de relatos es, sobre todo, variada y divertida, un excelente friso de aquella sociedad en la que los deseos y los miedos esenciales eran los mismos que los nuestros, porque la naturaleza humana sigue siendo la misma.

La edición que aquí aparece es una edición muy solvente. Tanto la traducción como el prólogo Pedro Guardia Massó son estupendos, y el texto va acompañado de unas notas aclaratorias que ayudan a la comprensión del contexto. 

Para los nostálgicos de Pasoloni os diré que en YouTube se encuentra la película que fue Oso de Oro en el Festival de Berlín en 1972.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.